Memorial website in the memory of your loved one
His legacy
Una familia normal...  

Todos aquellos que tuvieron el placer de conocer y tratar a Ignacio saben lo maduro, inteligente y razonador que él era. Verlo era como si uno observara un adulto con muchos años de experiencias de vida atrapado en el cuerpo de un niño. Era un deleite escucharlo hablar o sacar conclusiones  de algunas cosas. Los planteos que tenía eran cosas que solamente a  él se le podian ocurrir. Es por eso que me decidí  a escribir esta pequeña anécdota en el lugar de "su legado", porque en realidad creo que es algo que tal vez él me haya querido decir o hacer saber si y yo no haya podido comprender en su momento...
Un dia, después de la salida del colegio, fui a recogerlos como todos los dias, él se subió a la camioneta, me saludó, esperó a que yo arrancara y después con su voz ronca y gruesa y una cara muy seria me preguntó:- " mamá, porqué nosotros no somos una familia normal?",- yo desconcertada por la pregunta y sin saber muy bien a lo que se refería, lo miré por el espejo retrovisor preguntándole -"porqué decís eso Igna? " a qué te referís?", -volví a preguntar y él con toda seriedad me contestó:- "nosotros no somo una familia normal porque vos no nos dejás salir a jugar a fuera todos los días, solamente lo hacemos viernes, sábados y domingos, mientras que los demás lo hacen todos los días",- yo a estas alturas y no menos desconcertada por el planteo traté de responder de la mejor manera posible explicando lo siguiente: -" cada mamá o papá en sus casas tienen reglas diferentes a las que los hijos deben atenerse, estas reglas están basadas en las prioridades que tienen en cada familia. Para nosotros (mamá y papá) la prioridad número uno es la escuela, porque creemos que es un parte fundamental en la educación de ustedes 4, es por eso que nosotros queremos que ustedes den lo mejor de cada uno para poder tener una buena educación y que puedan llegar lejos en la vida"- y sin demasiados alegatos se "conformó" (por decirlo de alguna manera) con la respuesta que yo le había dado.

De esta charla ya han pasado varios meses y hoy después de todo lo que nos ha sucedido empiezo a pensar que mi hijo tenía una intelegencia superior a todos nosotros (por lo menos los de esta familia) y que esa insinuación de una familia anormal, en realidad era, de alguna manera, "algo" que él sabía que iba a suceder y en lo que nos convertiría después de ese suceso. Es por eso que a largo de estos 3 meses y pico de agonía , sigo deciéndole - "Viste Igna, tenías razón, ahora sí  no somos una familia normal"-

If you have any material to add to this section, please contact the website manager. If you are the website manager, you can enter edit mode to upload material by clicking here.
Bring the memories home by publishing your online memorial as a genuine hardcover keepsake